¡Acepta nuestras cookies! Sí, entendemos que ver este anuncio en cada web que visitas puede ser agotador, pero es necesario. Puedes consultar nuestra Política de Privacidad para más detalles, y también decidir qué cookies aceptar.

4/6/2024

Amor Propio

Minutos de lectura:

5min

Superando el Body Shaming: Claves para Reconstruir la Autoaceptación y el Bienestar Mental en la Era Digital

El body shaming o humillación corporal perjudica severamente el bienestar mental. Revisemos sus implicancias en la era digital.

Escrito por

Equipo Psi Mammoliti

Superando el Body Shaming: Claves para Reconstruir la Autoaceptación y el Bienestar Mental en la Era Digital

Hoy, vivimos inmersos en lo que llamamos era digital. La relación con nuestro cuerpo se ve cada vez más influenciada por los estándares de belleza irreales promovidos en las redes sociales. El body shaming, o humillación corporal, surge en este contexto.

Con tan solo abrir una aplicación, puedes en cualquier momento ver las historias de personas exitosas, famosas, felices, con aparentes vidas y cuerpos “perfectos”. Así, por comparación, la percepción de nosotros mismos puede verse afectada. 

La cuestión de la humillación corporal se ha convertido en una preocupación creciente en nuestros tiempos, afectando nuestra salud mental. Adentrémonos en los efectos que las redes sociales tienen sobre nuestros cuerpos, para hallar la guía que nos lleve a la sanación. 

¿Qué se entiende por body shaming?

El body shaming es un fenómeno en el que se critica, juzga o avergüenza a alguien por su apariencia física. Lamentablemente, hay personas que utilizan las redes sociales para generar este tipo de daño, difundiendo imágenes de otras personas y burlándose de ellas. 

La humillación corporal puede manifestarse de diversas formas, desde comentarios negativos sobre el peso, la forma del cuerpo, el tamaño, la altura, el color de la piel, entre otros aspectos más. Implica generar burlas o comentarios negativos sobre el aspecto de otra persona. En la era digital, la difusión masiva de este tipo de comentarios es muy recurrente, y puede llegar a ser en extremo dañina.

Para pensar en este concepto, podemos tomar la película Hasta el hueso (2017), protagonizada por Lilly Collins. Ella ofrece un ejemplo vívido de humillación corporal. Aquí,  la protagonista es constantemente invadida por comentarios acerca de su delgadez extrema, lo que refleja la presión social para cumplir con ciertos estándares de belleza.

Fuente: Netflix

Body shaming y salud mental

El impacto del body shaming en la salud mental es realmente significativo. Las personas que son objeto de este tipo de comportamiento pueden experimentar un malestar general. Este incluye desde reducción del amor propio, ansiedad, depresión e incluso trastornos de la conducta alimentaria (TCA). 

La constante exposición a mensajes negativos sobre el cuerpo puede erosionar la confianza en uno mismo y llevar a una percepción distorsionada de la propia imagen corporal. Las redes sociales desempeñan un papel crucial en la perpetuación de la humillación corporal. En la película, vemos cómo la protagonista se ve influenciada por imágenes idealizadas en línea. Esto agrava la lucha interna que ella mantiene respecto a la percepción de su imagen corporal. 

La tendencia al uso de filtros de belleza y edición de fotos previa que se hace a las fotos antes de postearlas en redes sociales crea estándares irreales de belleza. Esto, por supuesto, lleva a la comparación y la insatisfacción corporal. 

Marina Mammoliti cuenta el caso de Paula, una niña que sufre una vulneración a su intimidad cuando una compañera de colegio difunde una imagen suya desnuda. Por el nivel de temor, presión y perplejidad que ella llegó a atravesar, decide quitarse la vida. 

Más allá de la extremidad de este caso, que finaliza con el peor escenario posible, no debemos dejar de lado su mensaje fundamental. Este consiste en que el impacto de las redes sociales en nuestras vidas es realmente intenso. No debemos minimizar los efectos que nuestras acciones en este ámbito pueden tener sobre otras personas. 

Si te interesa esta temática, te recomendamos el episodio 33 de la Temporada 2 de Psicología al Desnudo: La comparación en las redes sociales: ¿cómo evitarla? Siendo usuarios de redes sociales, todos nosotros deberíamos reflexionar sobre su uso consciente. 

¿Qué es un trastorno de la conducta alimentaria?

Como referimos anteriormente, una de las consecuencias del body shaming es el desarrollo de un Trastorno de la Conducta Alimentaria, también conocidos como TCA. 

En el episodio 26 de la temporada 1 de Psicología al Desnudo, la psicóloga especialista en este tipo de trastornos, Dana Petit, los define. Estas son afectaciones de la conducta, que modifican la manera en que las personas perciben y se relacionan con la comida, el peso y la imagen corporal. 

Un trastorno de la conducta alimentaria puede ser entendido como una enfermedad,  como una disfuncionalidad pero sobre todo como un proceso. Es así ya que lleva tiempo para instaurarse en la vida de la persona. También,  lleva tiempo su tratamiento.

Dana define a estas afecciones como trastornos psicosomáticos donde está afectado no sólo el cuerpo, también la mente. En ellos la disfuncionalidad se manifiesta a través de la conducta de la ingesta en torno a los alimentos. Sin embargo,  son muchos los factores que lo mantienen en el tiempo. 

Ejemplos comunes de TCA incluyen la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. En "Hasta el hueso", se ilustra cómo la protagonista lucha contra la anorexia nerviosa, mostrando los peligros de obsesionarse con la delgadez y el control sobre la alimentación.

Fuente: Vogue España

El hambre emocional y los trastornos de la conducta alimentaria

Los seres humanos somos seres sociales, nacemos y morimos en sociedad. Insertos en la cultura, la comida no es una mera necesidad para saciar el hambre. Sus fines van más allá de lo fisiológico. 

Comer es una actividad placentera. Generalmente, comemos en grupo. Muchas veces lo hacemos para celebrar ocasiones especiales, otras, para agasajar seres queridos. En este contexto, podemos hablar de lo que se denomina hambre emocional. 

El hambre emocional es un fenómeno que consiste en recurrir a la comida no necesariamente por una necesidad fisiológica de nutrición. Se hace, sino, como respuesta a estados emocionales (como el estrés, la tristeza, la soledad o la ansiedad). 

A menudo, esto se traduce en comer en exceso o consumir alimentos reconfortantes, independientemente del hambre física real. Normalmente, esta conducta tiene lugar en la mayoría de los TCA, donde las emociones y la conducta alimentaria se vinculan estrechamente. 

La psicóloga especialista en conductas alimentarias y hábitos saludables, Dana Petit afirma que en ocasiones tenemos hambre. Sin embargo, en otras circunstancias hay cuestiones emocionales que acompañan nuestros momentos de comer. 

Dana va a plantear la necesidad de sanar nuestra relación con la comida. Propone emprender un camino hacia ello, a través de la alimentación consciente. Una herramienta, para mejorar nuestro vínculo entre el alimento y nuestras emociones. 

Si quieres conocer más acerca de la alimentación consciente y cómo dar los primeros pasos hacia ella, recomendamos el episodio 24 de la temporada 1 de Psicología al Desnudo. Allí podrás encontrar más detalles al respecto. 

El cuerpo: nuestro compañero de vida

Es fundamental reconocer que nuestro cuerpo es nuestro compañero de vida y merece ser tratado con amor y respeto. Los ideales inalcanzables promovidos en las redes sociales pueden tener consecuencias del devastador impacto en la salud mental. 

La película Hasta el hueso nos recuerda la importancia de cuidar nuestra salud física y emocional. Verla es una buena oportunidad para reflexionar acerca de la importancia de abstenernos de juzgar los cuerpos de los demás. Nunca sabemos las batallas internas que otras personas puedan estar librando.

La comparación constante con imágenes retocadas y la presión para alcanzar un ideal inalcanzable pueden afectar nuestra percepción. Autoestima y cuerpo van de la mano al momento de desencadenar un TCA. Es importante promover una cultura de aceptación y diversidad corporal en las redes sociales y en la sociedad en general.

El camino hacia la autoaceptación: dejar atrás el body shaming

Sanar la relación con nuestro cuerpo y dejar atrás el body shaming es un proceso que requiere tiempo y esfuerzo.  Aquí hay algunas medidas que puedes tomar al respecto, para dar los primeros pasos:

  • Practicar la autocompasión. Trátate a ti mismo con la misma compasión y amabilidad que le mostrarías a un ser amado. Reconoce tus luchas y desafíos sin juzgarte.
  • Cultivar el autocuidado. Dedica tiempo para cuidar tu cuerpo y tu mente de manera consciente y amorosa. Esto puede incluir actividades como meditación, ejercicio suave, baños relajantes o simplemente descansar.
  • Rodearse de un entorno positivo. Busca la compañía de personas que te apoyen y te animen a ser auténtico. Evita entornos o relaciones tóxicas que alimenten la humillación corporal.
  • Desafiar los estándares de belleza irreales. Cuestiona activamente los mensajes y las imágenes que promueven una única idea de belleza. Celebra la diversidad de cuerpos y apariencias.
  • Buscar ayuda profesional. Considera la opción de iniciar una psicoterapia individual con un terapeuta especializado en trastornos de la alimentación y la imagen corporal. En Psi Mammoliti ofrecemos sesiones de psicoterapia individual donde podremos acompañarte en el camino hacia la autoaceptación y bienestar. 

Aprender a valorar y respetar nuestro cuerpo tal como es, en lugar de conformarse con estándares de belleza irreales, es esencial. Solo así podrás alcanzar una imagen corporal  positiva y realista, además de una salud mental óptima.

Abraza tu cuerpo, él lo merece

Como habrás podido ver, redes sociales y autoimagen están estrechamente relacionadas. Hoy te invitamos a detener las comparaciones a través de este medio. Celebremos la diversidad de los cuerpos. Cada cuerpo es único y merece ser valorado por su fuerza, resiliencia y belleza intrínseca. 

Referencias:

Marin, V. (2017). 'Hasta los huesos' o la película de Netflix en la que Lily Collins lucha contra la anorexia. https://www.vogue.es/living/articulos/hasta-los-huesos-pelicula-netflix-anorexia-lily-collins/30061#:~:text=%27Hasta%20los%20huesos%27%20o%20la%20pel%C3%ADcula%20de%20Netflix%20en%20la%20que%20Lily%20Collins%20lucha%20contra%20la%20anorexia

Netflix. (2017). To the Bone. https://www.netflix.com/title/80171659

En este artículo encontrarás

Juntos, podemos crear un mundo donde sea posible la superación del body shaming. Hagamos de este una cosa del pasado. Abracemos nuestra belleza individual. Anímate a dar el primer paso para lograrlo. 

Artículos relacionados

Blog

Optimizando tu Proceso Terapéutico: Prácticas Recomendadas para Sesiones Psicoterapéuticas Eficientes

Blog

Guía de recomendaciones para desarrollar vínculos familiares sanos

Blog

La respiración consciente: cómo regular las emociones y mejorar la salud mental